Empleados del Banco Nación se movilizaron  desde la casa central de la entidad, en el microcentro porteño, en rechazo a las modificaciones que introduce el decreto de necesidad y urgencia (DNU) publicado en el Boletín Oficial, que abren la posibilidad de la privatización de la entidad.

Al grito de “No se vende”, los empleados de la entidad se manifestaron en rechazo de la derogación impulsada por el Gobierno sobre el artículo de la ley que impedía la venta de la principal entidad financiera del país a privados.

La Bancaria expresó en un comunicado que “el decreto de Milei condena al país, a sus trabajadores y al pueblo en general a vivir una realidad de miseria, desprotección y salto al vacío. En relación al BNA, el DNU plantea el cambio en su configuración: de ser un ente autárquico a sociedad anónima para su posterior venta”.

“Como siempre lo dijimos el Nación no se toca. Vamos a defender el BNA como siempre lo hicimos: defendiendo su carácter de banco de fomento y desarrollo nacional. No vamos a dejar que lo desfinancien, que lo achiquen o lo vendan”, agregó.