El Gobierno de la Ciudad informó que el primer tramo del incremento tarifario comenzará a regir en 2024 y forma parte de un paquete de incrementos previstos para el período. En el caso del subte, en los próximos meses sufrirá otro aumento y el pasaje costará $125.

La tarifa del subte porteño pasará de $80 a $110 en los primeros días de enero, de acuerdo con la suba autorizada por el Gobierno de la Ciudad que implica un incremento en dos etapas, estipulado en un 56%, que se completará con un segundo aumento en los próximos meses.

La medida que comenzará a regir en 2024 forma parte de un paquete de incrementos para la Ciudad de Buenos Aires que contempla también la Verificación Técnica Vehicular, los peajes de las autopistas urbanas y el estacionamiento medido. En el caso del pasaje del subte será del 56% en dos etapas: en la primera pasará de costar de $80 a $110 y en la segunda trepará a $125.

Según explicó Manuel Alabuenas, titular de Subterráneos Buenos Aires, a inicios de diciembre, las subas responden a la intención de “prestar un servicio de máxima responsabilidad, con la máxima seguridad operativa y el máximo nivel de confort, como el usuario se merece, por eso es necesario compensar los incrementos de los costos de explotación”.

El funcionario dio explicaciones durante una audiencia pública convocada por el Gobierno porteño para analizar el nuevo cuadro tarifario en el que se mantendrán vigentes los pases para jubilados y pensionados y personas con discapacidad, así como los descuentos sociales a maestros y estudiantes.

En la audiencia participó también Javier Altrudi, en representación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, quien más allá de la cuestión tarifaria, sostuvo que la red de subterráneos “no es accesible en un 100%” para personas con problemas de movilidad.

“Detectamos que el 10% de los medios mecánicos de ingreso y egreso presentan fallas a diario. En promedio, 17 ascensores y 24 escaleras de la red de subtes no funcionan diariamente”, precisó.