El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, sostuvo que la eliminación de subsidios del transporte en las provincias “incumple”, justamente, ese acuerdo fiscal y, por el contrario, mantiene “fuertes asimetrías entre el AMBA y el esto del país”. El mandatario radical escribió en su cuenta X: “Bienvenido el orden fiscal, pero debe ser equitativo”.

Otro mandatario de la UCR, el santafesino Maximiliano Pullaro, aseguró que a la provincia que gobierna “siempre la discriminaron” y, en esta ocasión, sufrirá la quita de unos “1.500 millones de pesos por mes, que era una partecita de los subsidios que daba Nación para sostener los de transporte”.

Pullaro advirtió que no va “a permitir a ningún gobierno nacional” que aplique “más retenciones al campo y a la industria, porque eso -evaluó- atenta contra la generación de empleo y contra el crecimiento económico de muchas regiones de la Argentina, principalmente de Santa Fe”.

Por su parte el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto comentó que “el Estado nacional pretende tener a los gobernadores de rodillas”, y dejó abierta la posibilidad de recurrir a la Corte Suprema de Justicia “para defender el patrimonio” de la provincia ante las medidas tomadas por el Gobierno nacional. “No creo que ningún gobernador deje de hacer lo mismo porque es algo que nos une”, vaticinó el gobernador pampeano en declaraciones a Radio 10.

Ziliotto mencionó que la Nación tampoco está transfiriendo a las provincias el Fondo de Incentivo Docente, aunque dijo que no dejará de aplicar este beneficio a los educadores.

Por su lado el bonaerense Axel Kicillof informó que este miércoles fueron depositados los salarios correspondientes al mes de enero de los docentes bonaerenses, según el cronograma habitual, pese a que “el gobierno nacional no transfirió los fondos correspondientes” a los complementos nacionales. Kicillof abonó los salarios “con recursos propios para evitar que se vea resentido el poder adquisitivo del salario” docente “en un contexto económico sumamente adverso y de gran incertidumbre”.

Sin embargo, el gobierno bonaerense advirtió en un comunicado que a futuro “no podrá hacerse cargo de estos componentes salariales”, que “son exclusiva responsabilidad y obligación del Gobierno nacional, y que, en el caso de un maestro de grado, llegan a explicar cerca del 10% del salario”.

El vicegobernador de Río Negro, Pedro Pesatti, consideró, en declaraciones a Radio Perfil, que si la relación del Gobierno con las provincias “va a ser la que se viene advirtiendo a partir de declaraciones y conductas” del presidente Milei y algunos de sus funcionarios, se generará “una contrarréplica” por parte de los distritos.

En tanto, un grupo de intendentes de las principales ciudades del país -Pablo Javkin (Rosario), Daniel Passerini (Córdoba), Jorge Jofre (Formosa), Roy Nikisch (Resistencia), Emiliano Durand (Salta) y Rosario Romero (Paraná), entre otros- expresaron en un comunicado conjunto su “extrema preocupación” y advirtieron que la medida “es contra los millones de estudiantes, enfermeros, trabajadores que diariamente utilizan el transporte público para movilizarse”.