El negacionismo expuesto por Javier Milei cruzó un límite en el debate de candidatos a presidente. El volvió a negar el número de 30 mil muertos o desaparecidos bajo el terrorismo de Estado aplicado en la última dictadura cívico militar. Utilizó los mismos términos de los jerarcas responsable de aquella masacre al hablar de “excesos” para definir los crímenes de lesa humanidad cometidos en esa época. Le respondieron diversas personalidades de organismos políticos, sociales y de derechos humanos.

El presidente Alberto Fernández aseguró que las definiciones de Milei resultan insostenible, “negando y justificando la dictadura genocida que torturó, asesinó, robó bebés a los que cambió su identidad, generó desapariciones y condenó al exilio a decenas de miles de argentinas y argentinos”.

“Milei ofende de manera brutal a familias que hemos quedado sin nuestros hijos y a las abuelas, que tenemos un doble dolor: buscamos a nuestros hijos y a sus hijitos nacidos en cautiverio”, respondió la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, a las afirmaciones del candidato de la Libertad Avanza.

Carlotto opinó que “no se puede negar ni desvirtuar lo que ya está escrito y aceptado por el mundo entero” acerca de que durante la última dictadura militar, entre 1976 y 1983, fueron detenidas y desaparecidas 30.000 personas y no “8.753”, como aseveró Milei durante el debate.

Las organizaciones humanitarias Amnistía Internacional Argentina y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) rechazaron las afirmaciones de Milei. “No fueron ‘excesos’. No fue ‘una guerra’. Fue terrorismo de Estado. La cifra está abierta porque aún hay cuerpos que siguen desaparecidos y porque hay cosas que aún no sabemos. Esta denuncia abierta es una cuestión de derechos humanos. Memoria, verdad y justicia”, expresó AI.

Por la misma red social, el CELS dijo indicó que Milei “usó los mismos términos con los que los militares intentaron justificar sus crímenes: ‘guerra’ y ‘excesos’. Busca enmascarar una verdad”.

Al respecto, citó la historia de vida de Daniel Santucho Navajas, el nieto 133 al que en julio pasado le fue restituida su verdadera identidad tras haber sido apropiado durante la última dictadura.

El jefe de Gabinete y candidato a vicepresidente de Unión por la Patria (UxP), Agustín Rossi, criticó que Milei cometió un “agravio” cuando negó que hayan sido 30.000 los detenidos desaparecidos y llamó “excesos” a los delitos de lesa humanidad cometidos por el régimen militar.

Rossi recordó que un documento desclasificado por el Departamento de Estado estadounidense estableció que en 1978 la dictadura argentina reconoció que“habían hecho desaparecer a 22.000 argentinos y argentinas”.

El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, afirmó que le “preocupa” que Milei haya negado los “delitos tan aberrantes” cometidos por la última dictadura militar. “Por lo que significó la dictadura militar, no sólo en la Argentina sino en toda Latinoamérica, preocupa que un candidato a presidente como Milei niegue delitos tan aberrantes”, expresó el funcionario.