Contrario a lo que plantea el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) enviado por el Gobierno al Parlamento estableciendo que el Banco Nación puede estar sujeto a privatización, diputados nacionales de la Unión Cívica Radical presentaron un proyecto de ley por el cual se establece que el Banco de la Nación Argentina quede “exceptuado en forma permanente” de ser declarado “sujeto a privatización”.

La propuesta argumenta que la entidad es un instrumento de desarrollo “que apoya a las economías regionales, a las pymes, a los pequeños productores rurales, la entidad que dio crédito a quien no accedía a la banca privada o que ayuda a los pequeños productores agropecuarios en cada emergencia. Es un banco federal, y que se encuentra en todos los lugares del país”. 

El proyecto fue presentado por los diputados Pablo Juliano, Marcela Coli, Fernando Carbajal, Jorge Rizzotti, Juan Carlos Polini, Manuel Aguirre, Martín Arjol, Danya Tavela, Mariela Coletta, Natalia Sarapura, Pedro Galimberti y Roberto Sánchez.

La propuesta concitó la adhesión de diputados del principal bloque opositor de Unión por la Patria. La diputada Julia Strada difundió desde sus cuentas en redes sociales, la propuesta de los legisladores radicales. “Es inadmisible e inexplicable que el gobierno quiera vender el Banco Nación”, señaló acompañando la presentación del proyecto y agregó: “La importancia de esta institución es valorada por distintos espacios políticos. Estos son los consensos que se necesitan”.