Carlos Pascual, más conocido como “El Tula”, falleció este miércoles en el Sanatorio La Trinidad Mitre. El rosarino de 83 años, que había sido internado de urgencia el pasado 1 de febrero tras sufrir complicaciones producto de un cáncer de pulmón, permanecía en estado delicado.

Tula fue un emblema del hombre del bombo que utilizó tanto para los actos peronistas como para participar en citas futbolísticas.  Junto a su bombo, que le regaló el expresidente Juan Domingo Perón en 1971 durante su exilio en España, ha recorrido las tribunas de los estadios más recónditos del mundo. Asistió a todos los mundiales desde 1974 -cuando se celebró la Copa del Mundo en Alemania- y vio la consagración de la albiceleste en 1978, 1986 y 2022. El año pasado, recibió el premio “The Best” de la FIFA a la “Mejor afición”.

“De chiquito mi abuelo siguió a Juan Domingo Perón y Eva Duarte. Ese fanatismo que el tenía era un poco porque Evita le regaló su primera bicicleta, quizás la única bicicleta que tuvo en su vida. Y fue por eso que a partir de ahí, su objetivo fue conocerlo a Perón y regalarle un bombo”, contaba su nieto Matías Borre.