En la presentación de los 10 compromisos para la Argentina, que realizó anoche en un cine del centro porteño, Sergio Massa reiteró que trabajará por “enterrar definitivamente la grieta como método de destrucción de la convivencia en la Argentina”.

El candidato presidencial observó que el gran desafío de los próximos 20 años de la Argentina es construir certezas en políticas de Estado “acordadas con las fuerzas políticas, económicas y sociales”. Propuso avanzar en un país con desarrollo e inclusión, pero sobre todas las cosas un país con un proyecto de Nación. En el marco de las definiciones Massa remarcó que el mejor remedio para bajar la inflación es exportar más de lo que importamos, hacer fuerte nuestra moneda, es que Argentina venda más trabajo argentino del que consume.

Abordó la soberanía en las Islas Malvinas señalando que “son, serán Argentinas, que no nos vengan con el cuentito de los kelpers y la autodeterminación. La soberanía y la sangre de los soldados no se negocian”.

En un extenso discurso Massa desarrolló los 10 compromisos planteados desde el trabajo y la producción; superávit fiscal y comercial; abrazar el federalismo; desarrollar las industrias del futuro; combatir el cambio climático y cuidar el ambiente; defender y mejorar la educación pública, gratuita y de calidad; fortalecer la inversión en ciencia y tecnología; desarrollo humano y oportunidades; definir una política exterior inteligente y velar por la seguridad y la justicia.