Las distintas fuerzas de izquierda que conviven en el país se han manifestado en forma diversa respecto a su postura frente al dilema que plantea el balotaje. Izquierda Socialista y El Nuevo MAS llaman a votar en contra de Milei, es decir proponen inclinarse por Sergio Massa de manera “crítica”. Es la misma postura que tomaron los partidos troskistas brasileños contra Bolsonaro. En cambio, el PTS y el PO dicen que Massa y Milei son equivalentes y llaman a no votarlos. Es decir plantean el voto en blanco.

El legislador porteño Gabriel Solano, que pertenece al partido Obrero, fijó una postura extrema al señalar, “no apoyamos a ninguno de los candidatos y nos preparamos porque estamos seguros de que gane quien gane el ataque a la trabajadores va a ser muy fuerte”. 

Desde el MST la legisladora electa Cele Ferro y el ex legislador Alejandro Bodart  se pronunciaron en nombre de su partido, por no votar al ultraderechista de Milei. “Le estamos diciendo a millones de familias trabajadoras y a la juventud que no lo voten, para obstaculizar así su proyecto y que no llegue al gobierno. Ser militantes activos contra Milei es una tarea de primer orden”.