La mirada puesta en las reacciones de Milei en el Congreso

Por Claudio Leveroni

Con la novedad que representa la hora de la convocatoria y el atril preparado especialmente para la ocasión, el presidente Milei desplegará esta noche un mensaje cuyo contenido mantiene guardado con particular recelo.

Versiones sobran sobre la orientación del discurso. Van desde un cóctel de monedas, camino a la dolarización, hasta un pormenorizado recorrido de lo que heredó basado en datos de un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN). Lo primero cobró fuerza tras la interpretación de dos gestos, la instalación en redes por parte del presidente de la imagen de la estatua de la libertad con su rostro y la decisión de hablar desde un atril al estilo estadounidense. Símbolos interpretados como un anticipo de la ruta hacia el dólar.

Lo cierto es que el contenido del discurso se mantiene hermético. Posiblemente las dos personas de su mayor confianza, su hermana Karina y Santiago Caputo, puedan tener algún detalle. Fuera de ellos, nadie más. Acaso, esto sea lo de menos importancia para atender esta noche.

Si bien el vocero Manuel Adornis adelantó que no será un discurso confrontativo, el presidente hablará en un lugar al que definió hace muy pocos días (y en el extranjero) como un “nido de ratas”. Difícil que en el auditorio parlamentario nadie se lo recuerde. ¿Cómo reaccionará Milei?. Allí estará posada la mirada de una audiencia seguramente masiva atento a que habrá cadena nacional.

Su reacción está íntimamente ligada a una apreciación cada vez más colectiva que comenzó con la pregunta del senador Mayans, quién días atrás habló de las “facultades mentales alteradas” del presidente sugiriendo que habría que hacerle una “pericia psicológica”. Una apreciación interpretada como globo de ensayo preparatorio para acciones en ese sentido.

Este perfil del primer mandatario lo presenta como inestable, especialmente a la hora de acuerdos políticos con propios y ajenos. Su perfil confrontativo, que lo llevó a tener cruces con todos los gobernadores, revela una personalidad con la que es difícil congeniar. Visto así, cualquier acuerdo político se puede derrumbar en segundos. No resulta confiable para ningún arquitecto de la estructura política nacional.

El juicio político asoma como una variante. Alimentar su justificación resulta determinante para poder sostenerlo ante la opinión pública. En buena medida lo de esta noche será la prueba más exigente que tendrá el presidente. Deberá atender el control de sus reacciones ante las críticas que recibirá en medio de su discurso.

14 de julio de 2024

Últimas noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This