Este lunes Axel Kicillof se reunirá con los 84 intendentes bonaerenses electos de su propia estructura partidaria, Unión por la Patria. Horas atrás lo hizo con los radicales para ponerlos al tanto que estará solicitándole al senado provincial la aprobación para un endeudamiento de 150 millones de dólares para utilizar en programas diversos que están en funcionamiento y garantizar sueldos y aguinaldos del mes próximo.

La paralización de la obra pública que viene anunciando el gobierno electo ya está generando sus consecuencia con despidos en empresas constructoras que atienden esa tarea. El gobernador ya estuvo reunido con el futuro ministro del Interior Guillermo Franco a quien le acercó una carpeta con las necesidades de una provincia que aporta cerca el 40% del PBI nacional y sólo recibe el 21,3%.  También se remarcó en dicho encuentro el crecimiento de las exportaciones que está teniendo Buenos Aires, destacando que en septiembre superaron los USD 2.400 millones.

Bajo este contexto en la semana el gobernador recibió a los embajadores de Brasil (en la foto que acompaña esta nota con Julio Glinternick Bitelli) e India, encuentros para ratificar la política de Kicillof de mantener lazos fuertes con la comunidad de las naciones del BRICS