La ministra de Trabajo de la Nación, Kelly Olmos, definió como una “extorsión” el sorpresivo paro en la línea Sarmiento de trenes. La refirió a una parte de una “interna gremial de los sectores jerárquicos” del ferrocarril.

“Lo de hoy ha sido tremendamente extorsivo, porque aprovechar el paro de colectivos para definir esta acción de bloqueo, fue muy duro para la gente”, y expresó que “no es un problema con los trabajadores” sino que se trata de un “lockout patronal”.

En ese sentido, explicó que la patronal pretende usar subsidios destinado al pago de salarios, con otros propósitos; e informó que habrá descuento por presentismo hacia los trabajadores. “Está clarísimo que lo que están haciendo es intentando usar el dinero con otros fines y utilizar su capacidad de daño sobre los trabajadores que se tienen que trasladar, como mecanismo de extorsión al Gobierno”, aseguró la funcionaria

Por último, afirmó que el desvío de fondos con otro fin aplica como un delito grave; y que el Gobierno aplicará multas. “Es un día difícil” sostuvo la funcionaria, al tiempo que remarcó que desde el Gobierno “nunca se cortó el diálogo”.