23 familias del barrio porteño Carlos Mugica permanecen desde hace 6 días viviendo en la calle después que sus viviendas fueron demolidas. Todo comenzó en horas de la tarde del miércoles, 14 cuando operarios de la empresa Villarrex S.A contratada por el Gobierno de la Ciudad para realizar una demolición programada en el barrio. Según información oficial hubo un error de cálculo que provocó la destrucción de otras 23 viviendas y un incendio causado tras la intervención de la Policía de la Ciudad y los Bomberos al tocar unos cables provocando un cortocircuito que terminó prendido fuego varios hogares.

Recién 72 horas después de lo sucedido la fiscalía N°12 recibió la denuncia. “Nadie del Gobierno de la Ciudad se hace responsable”, afirma el diputado Matías Barroetaveña (FdT) alertando sobre la situaciópn desastrosa en que han quedado las familias afectadas por lo ocurrido más la desatención de las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires.

“¿Cuál es la solución habitacional para estos vecinos? ¿Cómo piensan resarcir a las familias que siguen en la calle culpa de la desidia e inoperancia del GCBA? Les exigimos que se hagan cargo y den soluciones concretas. Las familias no pueden seguir en esta situación extrema”, reclama el legislador mientras las víctimas esperan una respuesta con sus pocas pertenencias rescatadas a un lado de lo que fueron sus viviendas.