“Cuando lo escucho decir a Macri que mi palabra no vale, me duele”, aseguró Alberto Fernández para rematar la idea señalando, “yo cumplí, el que dejó gente hambrienta se llama Macri”. El presidente hizó este comentario al encabezar un acto en el Desarrollo Urbanístico Estación Sáenz de la ciudad de Buenos Aires, para entregar viviendas ubicadas en los barrios de Nueva Pompeya y Parque Patricios.

El jefe de Estado, acompañado por el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Santiago Maggiotti, hizo el acto de posesión de 178 viviendas que demandaron una inversión del Gobierno nacional de 1.860 millones de pesos y forman parte de los desarrollos urbanísticos del programa nacional Procrear I de Estación Sáenz y Estación Buenos Aires.

El acceso a la vivienda “es un derecho humano” enfatizó el primer mandatario y recordó que durante su campaña presidencial anunció que iba a crear un Ministerio de la Vivienda para que “alguien piense solo en el techo de la gente. Yo no les prometí la revolución de la alegría”, expresó el jefe de Estado y remarcó que “el que les prometió la revolución de la alegría cerró 23 mil pymes y lo que hizo la Argentina fue deteriorarse”.

En un mensaje directo al ex mandatario el presidente recordó que “los peronistas sabemos que mejor que decir es trabajar”, y agregó que en su gobierno “la libertad es absoluta. Para nosotros son ustedes los únicos que nos preocupan. Tengo la tranquilidad de que en mi gobierno nunca usamos la Justicia para perseguir a nadie”, señaló y agregó que en su gobierno “empezamos a recuperar el salario que se cayó en el gobierno de Macri, más del 20 por ciento”.