El discurso del presidente Javier Milei en las escalinatas del Congreso Nacional tuvo datos que llamaron la atención por lo exagerado, inconsistentes y falsos. En un tramo mencionó que recibe “una inflación plantada de 15.000% anual, la cual vamos a luchar contra uñas y dientes para terminarla” cuando se sabe que la inflación anual ronda 150% aproximadamente a diciembre. Se trata de una cifra dada por el presidente que es preocupante por la grosera diferencia que representa con la realidad.

Acaso, para dar marco a las medidas que se anunciarán esta semana (sería el martes o miércoles), Milei sostuvo un mensaje pesimista y abrumador por lo negativo asegurando que “el gobierno saliente nos ha dejado plantada una hiperinflación y es nuestra máxima prioridad hacer todos los esfuerzos posibles para evitar semejante catástrofe que llevaría a la pobreza por encima del 90% y la indigencia por encima del 50%. En consecuencia, no hay solución alternativa al ajuste”.