Hubo un momento durante la ceremonia de asunción de Milei a la presidencia que sobrecargó la atención de todos. Fue cuando Cristina Fernández observó de cerca el bastón de mando que ya tenía en sus manos Javiér Milei, tras haber recibido de parte de Alberto Fernández. La vicepresidenta saliente se inclinó para observarlo de cerca como no dando crédito de lo que veía. Después comentó algo con el propio Milei y ambos se rieron.

El bastón no es el creado por el orfebre Juan Carlos Pallarols. Milei recibió otro que lleva tallados a los cinco perros de Milei, que suele llamarlos sus “hijos de cuatro patas”. Fue realizado por los artesanos Hugo Pascual Pontoriero y César Pontoriero.