Las ventas minoristas navideñas en los comercios bajaron 2,8% en 2023 respecto al mismo período del año pasado y el 44% de los comerciantes vendió menos de lo esperado en el marco de nuevo gobierno, devaluación de la moneda y aumentos de precios, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

“La Navidad 2023 resultó una fecha muy desafiante, marcada por el recambio de gobierno, la devaluación de la moneda y fuertes subas de precios que afectaron la demanda dando lugar a unas fiestas más austeras”, consignó la entidad en un comunicado.

El relevamiento fue realizado por CAME entre el viernes 22 y el domingo 24 de diciembre en 230 comercios pymes del país.

Los comerciantes encuestados revelaron que “los resultados podrían haber sido aún más desalentadores” sin embargo, destacaron de forma positiva que “se observaron compras anticipadas de regalos ya desde fines de noviembre, para evitar los nuevos ajustes de precios”.

Los rubros que más crecieron de los seis relevados fueron dos: indumentaria, con un aumento del 9,2%, y librerías con un avance de 8,8% respecto al mismo período 2022.

El resto de los rubros, según la CAME, bajaron siendo el peor desempeño cosmética y perfumería, con una retracción del 23,5% en comparación con el 2022.

En el sector jugueterías, “un ramo crucial en esta temporada”, marcó una leve contracción del 0,3% anual y calzados disminuyó un 13,6%. El ticket promedio de compra, según los comercios encuestados, se situó en $25.860. “A pesar de los desafíos, estos datos sugieren cierta resiliencia en el comportamiento de los consumidores durante las festividades”, agregó la CAME.

Por su parte, la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, destacó que las ventas de juegos y juguetes reportaron una caída del 6% interanual, pero se revirtió “la caída, que venía siendo del 10% hasta inicios de esta semana” principalmente por la Noche de las Jugueterías y las promociones bancarias.

“Los precios de los juguetes, comparados con otros rubros como los alimentos y bebidas para estas fiestas, no aumentaron en la misma magnitud”, explicó el comunicado de la cámara, que dio cuenta de que 7 de cada 10 regalos fueron juguetes.
Además, observaron que se vendieron en mayor volumen los artículos más económicos y que puedan ser compartidos. El ticket promedio registrado por la cámara fue de $7.000 para jugueterías de barrio mientras que en cadenas de jugueterías ascendió a $18.000.