El gobernador mendocino, Rodolfo Suárez, en una decisión que no tiene precedentes no recibió al Presidente Alberto Fernández en su visita de este miércoles a la provincia. “Tal vez alguien lo confundió, yo no vengo acá a hacer campaña electoral”, replicó el jefe de Estado ante el brutal desaire del mandatario de Mendoza que pertenece a la Alianza Juntos por el Cambio. El Gobierno Nacional destinó en Mendoza una inversión de 96 mil millones de pesos en obras públicas.

El presidente inauguró en la provincia la ampliación de la planta depuradora de líquidos cloacales El Paramillo, en el departamento de Lavalle, que implicó una inversión de más de 3.200 millones de pesos y permitirá cuadriplicar la capacidad de tratamiento actual. “Yo tengo una sola preocupación: que la Argentina de una vez y para siempre se ponga de pie y no vuelva a caerse. Y me puse el objetivo de hacer todo lo necesario, en todos los rincones del país, para que recupere el sentido federal que ha perdido”, destacó el mandatario, acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el intendente de Lavalle, Roberto Righi; el ministro de Planificación e Infraestructura Pública de Mendoza, Mario Isgro y la integrante del directorio de Agua y Saneamiento Mendoza (AySAM), Marcela Franks.