Este sábado, un día antes del recambio presidencial, las petroleras trasladaron un aumento de precio en los combustibles a las estaciones de servicio aumentaron. El puntapié inicial lo dio Shell con un 15%, rápidamente se sumaron Puma con el mismo porcentaje y también YPF.

“Se debe apuntar a una fluctuación libre, sin el control indirecto que hoy ejerce el gobierno en el mercado a través de YPF”, afirmó el futuro secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, en una entrevista al portal especializado Surtidores.