Mientras se esperan conocer las medidas para acotar el impacto de la devaluación, Sergio Massa en 48 horas estuvo en Washington, Asunción, Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Este viernes. mostrándose con gran hiperactividad, tras su regreso al país estuvo en dos lanzamientos.

En Córdoba,  acompañado por la secretaria de Energía Flavia Royon y el presidente de Energía Argentina, Agustín Gerez, encabezó el acto de lanzamiento de la “Reversión del Gasoducto Norte”, una obra que tiene como objetivo abastecer a las provincias del Noroeste argentino con gas de Vaca Muerta. Allí destacó la importancia de la obra y aseguró que permitirá “cuidar los dólares de las reservas fomentar y promover el trabajo argentino, garantizando abastecimiento energético y abaratando costos”. 

Más tarde, ya en Rosario, junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y al ministro de Transporte, Diego Giuliano, puso en marcha la agencia regional de la Unidad de Información Financiera (UIF) y lanza la implementación del Sistema de Alerta Automotor que integra SUBE con el 911 para brindar más seguridad en el transporte público. “Los que manejan la plata del narcotráfico en esta ciudad deben rendir cuentas, porque muchas veces se asocia el narcotráfico a los pibitos que funcionan como soldaditos y nos olvidamos que hay señores de saco y corbata que usan gemelitos, pero que manejan y esconden la plata de los narcotraficantes y a esos también los tenemos que perseguir”, afirmó el titular de la cartera de hacienda.