La Noche del apagón de 47 años atrás

Fueron fatídicas noches de un país que estaba iniciando el período más oscuro de su historia. Desde el 20 de julio de 1976 y se extendieron hasta el 27, la dictadura cívico militar secuestró más de 400 personas en dominios de la empresa azucarera de Ledesma, en la provincia de Jujuy. La mayoría permanece aún desaparecidas.

Durante esas noches, miembros del Ejército, la Gendarmería y la policía jujeña organizaron una serie de cortes del suministro eléctrico con el objetivo de llevar adelante amenazas, secuestros y desapariciones de sindicalistas, trabajadores, maestros rurales y estudiantes, en las localidades de El Talar, Calilegua, General San Martín y Libertador.

Lo ocurrido en los poblados jujeños, principalmente en Libertador, más conocido como Ledesma, dejó en evidencia la participación y complicidad del sector civil y empresarial en los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la vigencia del terrorismo de Estado.

Carlos Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma, y Alberto Lemos, gerente administrativo de ese entonces, fueron acusados de haber facilitado los vehículos y las instalaciones de la empresa para llevar a cabo los secuestros.

En 2012, el poderoso empresario fue procesado por la Justicia Federal de Jujuy como cómplice primario en 26 casos de privación ilegítima de la libertad en la causa Burgos, por haber facilitado las camionetas para efectuar el traslado de los secuestrados y por 36 secuestros seguidos de asesinato y desaparición durante la Noche del Apagón.

En marzo de 2015, la sala IV de la Cámara Federal le dictó la falta de mérito y recién en julio de 2021 la Corte Suprema de Justicia de la Nación anuló la decisión del tribunal de segunda instancia.

En abril de 2022, el empresario azucarero fue apartado del juicio oral y público en las causas que lo tenían procesado tras la determinación del Tribunal Oral Federal de Jujuy que aseguraba que el acusado padecía una “incapacidad mental sobreviniente”.

La fiscalía y las querellas pidieron a la Cámara de Casación revertir ese fallo al considerarla una decisión “arbitraria” por parte del Tribunal jujeño, nuevamente a favor de Blaquier. Luego, aferrarse a una cuestión de salud fue la estrategia que utilizó la defensa del dueño de Ledesma en múltiples presentaciones judiciales, situación que dio lugar a la dilación de los procesos.

En diciembre de 2022, el Tribunal Oral Federal jujeño condenó por delitos de lesa humanidad a 19 represores, entre ellos exjefes y subalternos de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales, con penas que fueron desde cadena perpetua hasta los cinco años de prisión. En este debate se unificaron 16 expedientes por crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado, entre ellos, en el Ingenio Ledesma por la “Noche del Apagón” y la mina “El Aguilar”.

Durante ese proceso también se reclamó el juzgamiento de Blaquier, quien murió el 13 de marzo de 2023 procesado y a la espera de un juicio oral por los secuestros y desapariciones ocurridos en 1976 en Jujuy, en lo que agrupaciones y organismos vinculados a la defensa de los Derechos Humanos caracterizaron como “impunidad biológica”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This