La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que conduce Carlos Castagneto realizó una campaña de fiscalización electrónica sobre 359 contribuyentes que omitieron declarar o subdeclararon rentas en sus declaraciones juradas del impuesto a las Ganancias correspondientes al período fiscal 2019. Se estima que el total omitido asciende a $ 1.000 millones de pesos.

Esta nueva campaña responde a las tareas de fiscalización y control llevadas a cabo con el fin de explotar la información recibida por nuestro país por el período fiscal 2019, bajo la modalidad del Intercambio Automático de Información en materia tributaria, en el marco de los Convenios para Evitar la Doble Imposición Internacional y Evitar la Evasión y los Memorandos de Entendimiento (por sus siglas en inglés MOU) que ha suscripto Argentina con otras jurisdicciones del exterior.

Luego de un exhaustivo análisis de los datos recibidos, la AFIP detectó inconsistencias entre las rentas de fuente extranjera declaradas y las informadas por los organismos competentes de Australia, Canadá, Chile, Dinamarca, España, Finlandia, Italia, Noruega, Países Bajos, Reino Unido, Nueva Zelanda y Suecia. A raíz de estas inconsistencias, la AFIP generó las respectivas fiscalizaciones electrónicas a esos contribuyentes a efectos de que incorporen las rentas del exterior omitidas en sus presentaciones de impuestos.