“Hagamos que América Latina y el Caribe no sean solo una expresión geográfica, sino también una expresión política, económica y social”, pidió este mediodía el presidente Alberto Fernández al encabezar, en el Palacio San Martín, el cierre de la XXII Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la cual se aprobó de manera unánime la elección de la Argentina para la Presidencia Pro Témpore del organismo regional para el año 2022.

En otro tramo de su exposición, valoró la “confianza que han depositado en la Argentina” al encomendarle el ejercicio de la presidencia. “Recojo este desafío con las convicciones de quien cree que todos somos parte de una Patria Grande que nos une, aunque muchos hacen lo imposible para dividirnos y consecuentemente someternos con facilidad”, dijo.

Por su parte el canciller Santiago Cafiero al encabezar la apertura del plenario afirmó que “el proceso de integración de una región en paz se mantiene más allá de la pandemia de coronavirus”.

La CELAC fue creada en 2010, incluye a los 33 países de América Latina y el Caribe, y busca construir un espacio de intercambio político, económico, social y cultural que haga equilibrio entre la unidad y la diversidad de los más de 600 millones de habitantes de la región.