Campeones

En una definición por penales, después de 120 minutos concluido 3-3, Argentina logró este domingo su tercer título mundial de fútbol. Qatar de rodillas ante el seleccionado de Scaloni y la magia de Messi.

Haber llegado a los doce pasos para saber quién se quedaba con el trofeo fue ciertamente injusto si tenemos en cuenta el desarrollo del encuentro que tuvo un dominio aplastante en los primeros 45 minutos por parte de Argentina que concluyó 2-0 arriba en el marcador, penal de Messi y un golazo de Di María despues de una serie maravillosas y certeras de combinaciones.

En el complemento nuestro seleccionado siguió dominando las acciones aunque con menos ímpetu que en el inicio. Faltando menos de 10 minutos para el final Francia descontó con un penal. Fue un golpe anímico que hizo recordar el choque con Holanda. Tres minutos más tarde Mbappé no perdonó un mano a mano y los 90 reglamentarios concluyeron 2-2.

Durante el segundo tiempo del suplementario otra buena combinación concluyó con una patada de Messi imposible de retener por un defensor francés, que terminó haciéndolo desde adentro del arco. 3-2 que pareció sellar el final, quedaban solo 8 minutos por jugar. No fue así. Un tiro al arco de Francia rebotó en un brazo. Penal y tercer col de Mbappé. El corazón de los argentinos volvió a latir cuando ya jugando tiempo de descuento “Dibu” Maríinez ganó un mano a mano que tenía destino de gol. El arquero volvió a destacarse en  los penales, atajó uno. Otro de los pateados por Francia fue afuera. Con cuatro aciertos, el último de Montiel, alcanzó para levantar la copa por tercera vez para uno representativo argentino.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This