La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal señaló este jueves que busca saber “quien dio la orden de grabar esa reunión”, en relación a la cumbre de funcionarios realizada durante su gobierno con una mesa judicial para perseguir opositores, en este caso puntual a dirigentes sindicales. El video, que dio a conocer la actual conducción de la AFI, es motivo de investigación penal aunque Vidal se atajó señalando “que un video grabado ilegalmente no puede ser admitido como prueba”.

En esa reunión filmada en junio de 2017, estuvieron presentes, además del entonces ministro Marcelo Villegas (Trabajo); su par Roberto Gigante (Infraestructura); Adrián Grassi, exsubsecretario de Justicia; y el intendente del municipio de La Plata, Julio Garro. Intervinieron empresarios de la construcción de La Plata y funcionarios de la AFI.

Pese al causa legal que tomó la investigación Vidal afirmó en declaraciones a Radio 10,  “no me parece ilegal que empresarios se reúnan para hablar sobre la situación del Pata Medina, porque este sindicalista los amenazaba” . La actual diputada nacional volvió a justificar la persecución al dirigente gremial bajo sospecha por sus antecedentes. “Mi gobierno no armó ninguna causa judicial, mucho menos contra el Pata Medina que no necesita que le armen una causa para ir preso, de hecho la causa por la que estuvo preso tramita ante la justicia federal y nada tiene que ver con esa reunión”

La fiscal federal de la causa, Ana Russo, imputó a 15 exfuncionarios y empresarios que están sospechados de estar relacionados al funcionamiento de la mesa judicial que operaba en la provincia de Buenos Aires bajo la administración de María Eugenia Vidal, tal como quedó testimoniado en el video de tres horas que tiene la justicia y se viralizó la semana pasada mostrando una reunión que encabezó el ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas.