El sincericidio de Federico Braun de días atrás, asumiendo que para combatir la inflación los 163 supermercados de La Anónima remarcan los precios todos los días, sigue generando repercusiones. El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, anunció la decisión de dejar de comprarle productos a la cadena de supermercados, “a veces como Estado compramos en La Anónima, pero no queremos vincularnos a empresarios especuladores”.

El dueño de esta poderosa cadena comercial, Federico Braun, festejó con una risotada su ocurrencia al responderle una pregunta que le hicieron en el Foro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), donde afirmó su firma “remarca los precios todos los días”.

Voceros del Ejecutivo fueguino informaron a Télam que por estas horas analizan la forma en la cual implementar la medida desde el punto de vista logístico y administrativo.