Jorge Macri arrancará su gestión el 10 de diciembre con un parlamento local muy dividido. Mientras cierto sector del Pro encuadrado en el propio Macri y Patricia Bullrich se encamina a apoyar a Milei, otro sector del partido amarillo, en la voz de Horacio Rodríguez Larreta, se opone a esa postura. También lo hacen partidos aliados que son parte del oficialismo en la Ciudad de Buenos Aires como Confianza Pública, la Coalición Cívica y el ala derecha del socialismo.

El partido porteño Confianza Pública que conduce Graciela Ocaña dio a conocer este miércoles un comunicado señalando que su espacio para el balotaje no respaldará a ninguna de las dos fórmulas que diputarán el 19 de noviembre por la presidencia. “Vamos a defender el futuro del país con nuestros valores de siempre”, expresó el legislador y titular de la bancada oficialista en la Legislatura porteña, Diego García Vilas.

La postura de esta pequeña fracción política de Vamos Junto en la Ciudad es similar a la planteada por la Coalición Cívica. El partido de Elisa Carrió emitió un comunicado el lunes último resaltando su inclinación por el voto en blanco para el próximo 19 de noviembre. Desde el Socialismo de derecha porteño el legislador Roy Cortina expresò desde las redes sociales, “Ballotage: Es obvio que Milei NO”, fijando una posición más encausada hacia el voto a Massa.