El Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires presentó una lista con inesperados protagonistas centrales, mostrando también el enorme peso que tiene La Cámpora como principal agrupación peronista en el ámbito porteño y generadora de cuadros que, en la articulación del debate político, sobrepasan el nivel medio que domina el escenario nacional. La Cámpora pudo instalar a varios de sus militantes en lugares que garantizan su futura presencia en el palacio Ayerza a partir de diciembre.

La lista para el parlamento de la ciudad la encabeza Alejandro Amor, quien ya presentó la renuncia a la Defensoría del Pueblo, lugar al que le dio una visibilidad que no tenía. Fue impulsado por la estructura tradicional del Partido Justicialista después de una dura pulseada. Ese número uno estaba imaginado inicialmente para Leandro Santoro. La Cámpora se encargó de llevarlo mucho más alto con el guiño de Cristina y del propio presidente Fernández, quebrando la resistencia del sector que lidera Juan Manuel Olmos (NEP) y el titular del Suther, Víctor Santa María que conduce el espacio Peronismo por la Ciudad (PxC). El tira y afloje concluyó dejando a Amor y Santoro posicionados en primer lugar de cada una de la listas.

El desglose de la lista para la Legislatura se completa con Victoria Montenegro, en segundo lugar, buscando su reelección con el respaldo de Abuelas. La Cámpora colocó a su secretario de organización en Capital, Juan Pablo Modarelli, en tercer lugar. El cuarto quedó para Maia Betania Daer tras una negociación que involucró la voluntad del presidente Alberto Fernández. El puesto cinco le garantizará la reelección a Juan Manuel Valdez que accedió con un empujón final de La Cámpora, aunque no pertenece a este espacio. El sexto se lo reconoció a Magdalena Tiesso, del Peronismo Militante. El séptimo está reservado para un compañero de facultad de Mariano Recalde, Franco Vitali. Pertenece a La Cámpora, es hijo del fallecido Elvio Vitali fundador de la librería y el Foro Gandhi (fue legislador tras encabezar la lista del Frente para la Victoria en 2005). El octavo lugar también lo puso La Cámpora con Berenice Iañez; en el noveno quedó Juan Pablo O’Dezaile, del espacio que conduce Filmus; el décimo para Victoria Freire, del Frente Patria Grande que conduce Juan Grabois; y el undécimo para la reelección de Santiago Roberto (Peronismo por la Ciudad).

Entre los acuerdos quedó establecido que la actual legisladora  María Rosa Muiños (NEP), no podía renovar por tener dos mandatos, quedará al frente de la Defensoría de la Ciudad que deja Alejandro Amor. No pocos referentes de los espacios más ligados al PJ mascullaron cierta bronca, sus quejas apuntaban a lo relegado que quedaron sus precandidatos. El primero del espacio de Víctor Santa María (PxC) es Santiago Roberto en el 11 ,y el primero de NEP es Lautaro Eviner en el 13. Rápido para los números evaluaban que sacando el 33% de los votos podrían ingresar 11 legisladores, permitiendo el reingreso de Roberto para un segundo período. Esos mismos referentes se encargaron de señalar con cierta ironía ante la consulta de CP, que el PJ llevaba radicales K en los dos primeros lugares de la lista a diputados nacionales, referenciando a Leandro Santoro y Gisela Marziotta.