El Gobierno nacional impulsa inversiones para incrementar la producción de agroalimentos. Contempla la ejecución de 21 proyectos de riego en 12 provincias, lo que permitirá generar más de 52 mil empleos y una proyección de incremento de las exportaciones de 1.180 millones de dólares anuales a partir del segundo año de la implementación del plan.

La superficie irrigada abarcará 12 provincias (Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán). Los proyectos incluyen la incorporación del riego integral de 400 mil hectáreas y la habilitación de otras 600 mil hectáreas para la producción ganadera.

Para la elaboración de esta iniciativa se utilizó como insumo un estudio sobre la ampliación de las áreas de riego en la Argentina que elaboró la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en los años 2014 y 2015. En este trabajo quedaron señaladas un conjunto de áreas a desarrollar que permitirían llegar a 2 millones de hectáreas adicionales bajo riego.

En el marco de esta idea este jueves el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Juan Manzur, recibió en Casa de Gobierno al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, y los presidentes del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, y del Banco de la Nación, Eduardo Hecker, junto a quienes analizó el impulso de una línea de inversiones que permita el incremento de las exportaciones de agroalimentos como herramienta para potenciar el desarrollo regional.

Julián Domínguez aseguró tras el encuentro en la Rosada, “desde comienzo de año venimos trabajando con el tema de la emergencia hídrica, con un especial hincapié en la readecuación presupuestaria, con el objetivo de cumplir las metas de asistencia a las provincias y a los productores afectados por la sequía”.