Una decena de proyectos de ley relacionados con la protección de humedales están estancados en el Congreso nacional desde hace casi una década. Varias provincias ponen reparos, algunas hasta se manifestaron, desde su propio parlamento, en contra de sancionar una normativa que atente contra determinados intereses económicos locales ligados. Una de ellas fue Corrientes, en agosto de dos años atrás, dio a conocer una resolución desde el senado provincial que establecía la “preocupación por las implicancias negativas que esos proyectos deparan hacia el sistema productivo” reclamando la autonomía para decidir sobre sus humedales.

Los humedales se distribuyen a lo largo y ancho del país ocupando el 20% del territorio nacional. Su cuidado es determinante para defender el agua, la flora y fauna de estos lugares y resultan un aporte central para combatir las consecuencias del cambio climático.

Ahora, Diputados nacionales y organizaciones ambientales, sociales y científicas vuelven a presentar este miércoles en la Cámara de Diputados nuevamente un proyecto de Ley de Humedales, que perdió estado parlamentario, buscando penalizar los incendios intencionales, como los que afectan a Corrientes y a distintas zonas del país.

El proyecto que será presentado por el diputado del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, integrante del bloque del Frente de Todos, junto a diversas organizaciones y legisladores nacionales, propone penalizar los incendios intencionales en estos territorios, regula la aplicación de sustancias contaminantes, productos químicos o residuos de cualquier origen, fumigaciones incluidas.