Javier Milei descartó cualquier tipo de ayuda desde su gobierno para más de 100 mil personas que han quedado sobreendeudados por haber tomado créditos UVA que impulsó la administración de Macri a partir de 2016. “Hubieran tomado otro crédito”, argumentó el presidente electo durante una entrevista con TN. “Tomaron esos créditos en función de un diferencial de tasas de interés. Hubieran tomado otro tipo de crédito con una tasa más alta”, insistió.

Los créditos UVA son un tipo de préstamo hipotecario que se ajustan al índice de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), que es un índice que mide la inflación. Esto significa que las cuotas del préstamo se ajustan mensualmente de acuerdo con la inflación, lo que protege al deudor de la pérdida del poder adquisitivo de su dinero.

Un proyecto de ley que establece topes en los aumentos de las cuotas tuvo media sanción en diputados. En septiembre la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado lo devolvió a la Cámara Baja con correcciones.