“El 17 de agosto esta lejos ante la avanzada golpista, la movilización debe ser ahora”, así se expresó un encumbrado dirigente gremial que forma parte de la CGT para convencer a sus compañeros de otros gremios que integran la central obrera de sumarse a la marcha de las antorchas que este martes realizan en la 9 de Julio los 52 sindicatos que integran el Frente Sindical, la Corriente, y el Frente Producción y Trabajo, para recordar la vigencia de Evita a 70 años de su paso a la inmortalidad.

El 17 de de agosto es la fecha puesta, hace dos semanas, por la conducción de la CGT para una movilización cuya consigna, si bien es acompañar al gobierno nacional, aparece algo difusa. El camionero Pablo Moyano, el más reacio a ese letargo de la convocatoria, adhirió a la propuesta de este martes (17:30) iniciada desde la CTA. No es el único. La marcha de las antorchas mostrará un escenario político-gremial adaptado a las necesidades de la época, una respuesta de la vigencia del peronismo en momentos de zozobra institucional.