El gobierno anunciará que se pagarán 4 mil pesos a quienes sean convocados para presidir las mesas de votación en cada una de las próximas elecciones, las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se desarrollarán el 12 de septiembre y los comicios generales del 14 de noviembre. Para completar ese monto los convocados deberán completar el curso de capacitación. Se trata de un monto que es más del doble de lo abonado en las elecciones de 2019 ($1.900).

También se tomarán otras medidas especiales dadas las características sanitarias que atraviesa el país por la pandemia. Se habilitarán más colegios para permitir menos mesas de votación en cada uno de ellos y evitar aglomeración de gente. Habrá un facilitador en cada escuela que estará atento a la distancia entre votantes y la utilización de barbijos. No se tomarán temperatura. Posiblemente las dos primeras horas estén reservadas para que puedan ejercer su voluntad electoral a personas de riesgo.