Las cuatro mujeres de la comunidad mapuche detenidas en el operativo de desalojo de Villa Mascardi que habían sido encarceladas en el Complejo Penitenciario Federal IV de Ezeiza serán trasladadas nuevamente a la ciudad de Bariloche, según lo dispuso la jueza Silvina Domínguez revirtiendo su decisión anterior, que había generado fuertes críticas por enviar a las mujeres a 1.600 kilómetros de su lugar de residencia. Esa última determinación la justificó atendiendo que se obtuvieron “nuevos cupos para el alojamiento” de estas detenidas en la Unidad Regional V de la Policía de Seguridad Aeroportuaria de Bariloche.

La magistrada señaló que como a tres de las siete mujeres detenidas, al ser madres con hijos, se les dictaría la prisión domiciliaria, la sede regional de la PSA en Bariloche “obtendría nuevos cupos para el alojamiento”, lo que permitiría llevarlas a ese predio, “único lugar de la órbita federal que cuenta con lugares de detención en la jurisdicción”.

El martes pasado, las fuerzas federales organizadas en un comando unificado con la participación de la policía rionegrina detuvieron a siete mujeres del asentamiento mapuche Lof Lafken Winkul Mapu, en las inmediaciones de la ruta 40.