Tras la reunión (foto) del presidente Alberto Fernández en Casa de Gobierno con integrantes de la cúpula de la Unión Industrial (UIA), hubo contacto de dos de los varios protagonistas que tuvo ese conclave con los periodistas acreditados en la Rosada. En ese contexto se mostraron el titular de la UIA, Funes de Rioja y la Secretaria de Comercio Internacional, Cecilia Todesca.

Contrario a lo que se esperaba en la reunión no se habló con el Presidente del proyecto de ley que anticipó Martín Guzmán, relacionado con un impuesto a la renta inesperada que afectará a un pequeño grupo de empresas que en su facturación superaron los 1.000 millones de ganancias en 2021.

La UIA, que había solicitado el encuentro con el primer mandatario, llevó una propuesta de desarrollo productivo denominado Libro Blanco. Casi un plan económico que podría haber sido interpretado políticamente como una extralimitación de la poderosa entidad. Contrario a esto, Todesca aseguró en más de una oportunidad que se trató de una muy buena reunión y hasta le palmeó la espalda a Funes de Rioja, quien se refirió en los mismos términos sobre el balance del mitin.

El titular de la UIA resaltó que la entidad quiere crecimiento laboral en blanco (de ahí el titulo de la propuesta) y volvió a mostrarse en contra del aumento de impuestos. Siempre en tono muy coloquial y de buen ánimo al referirse al accionar del gobierno. Reconoció que la industria “creció un 1,8% interanual en marzo” y celebró que “trabajemos sobre los puntos de acuerdo que potencien este sendero virtuoso”