Después de 19 horas de debate la Cámara de Diputados rechazó este viernes el Presupuesto 2022 enviado por el Poder Ejecutivo que tuvo despacho de Comisión esta semana. El recuento final dejó 132 votos negativos, 121 afirmativos más 1 abstención. Ese fue el resultado de la votación que dejó al gobierno nacional sin presupuesto, por lo que deberá gobernar con el de este año.

La oposición jugó muy duro contra el gobierno queriendo condicionar el presupuesto. Los planteos variados pasaron a un segundo plano, lo que primó para el interbloque de Juntos por el Cambio fue dejar una derrota para el gobierno aunque eso represente dejar sin presupuesto a la administración general. Las actitudes y explicaciones finales fueron adolescentes. Cuando estaba acordado pasar a comisión para volver a tratarlo el próximo martes, el titular de la bancada del Pro, Cristian Ritondo, giro la posición del su sector. Anunció repentinamente que no lo harían. Enrojecido de furia explicó que cambiaba de postura porque Máximo Krchner, en su última intervención, había recordado que cuando Macri endeudó al país no hicieron pasar esa determinación por el Congreso.

En esos momentos el recinto se transformó en una estudiantina digna de un fin de clase del secundario. Negri acompañó la postura en medio de aplausos de quienes integran el abanico opositor. Desde la izquierda Myriam Bregman ratificó el voto negativo, reclamó por los apaleados en Chubut y dijo que la sesión era un papelón.

La determinación opositora deja al gobierno debilitado para afrontar el último tramo de la negociación con el FMI, ya que no tiene metas propias para mostrar que es lo que fija el presupuesto de cada año.