Intendentes del conurbano bonaerense encuadrados en el Frente de Todos se reunieron al caer la tarde de este lunes en Casa Rosada con el Presidente Alberto Fernández y el Ministro Sergio Massa, para abordar temas puntuales relacionados a la implementación de un bono para trabajadores, con especial preocupación en los municipales que a nivel nacional suman más de un millón cien mil.

La movida la viene armando el propio titular de la cartera económica adelantando que el bono podría abarcar a la masa de asalariados que estén con un sueldo por debajo de los 120 mil pesos. La reunión sirvió para abordar temas políticos de cara a las elecciones del año próximo.

Cuando el encuentro concluyó la vocera Gabriela Cerruti, que no participó de la reunión donde si estuvieron el jefe y vicejefe de Gabinete, Juan Manzur y Juan Manuel Olmos además del secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, sugirió que alguno de los intendentes comuniquen a la prensa detalles de la reunión. Nadie levantó la mano. Finalmente Andrés Watson (Florencio Varela) Alberto Descalzo (Ituzaingó) se ofrecieron.

A los periodistas no les quedó claro la explicación, aunque si se entendió que era u8n anticipo de lo que vendrá. El anunció de un bono cuyo monto aún es un secreto bien resguardado. En forma ambigua Descalzo basó el pedido al presidente en “la gestión del conurbano y la necesidad de mantener las obras públicas que se están llevando adelante para continuar con el crecimiento y el desarrollo que se está dando en la Provincia de Buenos Aires”.

Participaron el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk; el jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde; el titular del Grupo Provincia, Gustavo Menéndez; y el legislador bonaerense, Mariano Cascallares.

En tanto que asistieron los intendentes de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de La Matanza, Fernando Espinoza; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Pilar, Federico Achaval; de Avellaneda, Jorge Ferraresi; y de San Fernando, Juan Andreotti.