El anuncio lo hizo la Ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien enfatizó que las vacunas “siguen siendo la mejor herramienta para disminuir las hospitalizaciones”.

La segunda dosis de refuerzo estará dirigida a los mayores de 50 años, a personas que presentan condiciones de riesgo, además de personal de salud, miembros de las fuerzas de seguridad y docentes, para quienes debe haber una ventana de al menos cuatro meses entre la colocación de la tercera dosis y la cuarta.

De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación, a la fecha el total de dosis aplicadas es de 97.506.637, de los cuales 40.669.751 corresponden a primeras dosis; 37.109.027 al esquema completo; 3.027.428 a una adicional y 16.700.431 a refuerzo, mientras que las vacunas distribuidas a las jurisdicciones llegan a 105.014.714 y las donadas a 5.083.000.

El Ministerio de Salud había anunciado en el mes pasado la cobertura de esta segunda dosis de refuerzo, a los mayores de 50 años que habían iniciado su esquema primario con Sinopharm y para los mayores de 3 años que sean inmunosuprimidos. Ahora, este esquema se amplía a otros grupos y a los que recibieron vacunas de otros laboratorios.

Paralelamenta, en el Consejo Federal de Salud (Cofesa) se acordó que a partir del lunes próximo se integrará la vigilancia de covid con la de enfermedades respiratorias agudas de presunto origen viral.

La nueva estrategia comenzará a aplicarse a partir del 18 de abril próximo y consistirá en priorizar el diagnóstico de Covid-19 en personas con enfermedad respiratoria que sean mayores de 50 años y con condiciones de riesgo; poblaciones especiales que residan, trabajen o asistan a ámbitos que por las características propias presentan mayor riesgo de transmisión o generación de brotes.