Grandes empresas evaden más de US$ 21.000 millones por año en Argentina

La evasión fiscal provoco que Argentina pierda por año la posibilidad de recaudar 21.000 millones de dólares, que es el equivalente a un 4,4% del PBI. Es quinto país en el ranking mundial en este rubro. Si bien no son las únicas, las grandes empresas son las principales responsables de la fuga ilegal de divisas. Esto pese a una tarea de control, realizada a través de organismos específicos, que se ha ido perfeccionando y mejorando en los últimos años.

Según un informe elaborado por Tax Justice Network, una organización global especializada en la investigación sobre impuestos y asuntos fiscales, en 2016 las empresas multinacionales evitaron en Argentina el pago de US$ 21.406 millones lo que representa un 4,4% del PBI del país.

Ampliando, ese informe, realizado por los investigadores Alex Cobham, director Ejecutivo de TJN, y Petr Janský, economista de la Universidad Carolina de Praga, se resalta que ese año a nivel mundial hubo más de US$ 500.000 millones que las grandes compañías multinacionales evadieron en cada uno de los países donde operan. Lo hacen ocultando las ganancias que obtienen por su operación en países con alta presión tributaria e imputarlas en subsidiarias radicadas en paraísos fiscales o distritos con menores cargas impositivas.

En el ranking elaborado por TJN, la Argentina aparece en el quinto escalón global entre 102 países donde estas multinacionales evaden al fisco. El primer lugar corresponde a los Estados Unidos, con una evasión en 2016 estimada en US$ 188.830 millones, cifra equivalente al 1,13% de su PBI, es decir cuatro veces menos que en Argentina.

El informe refiere solo a grandes empresas multinacionales. Según otro estudio, también realizado por TJN en 2012, la evasión impositiva de personas físicas tiene a los argentinos como grandes movilizadores de activos fuera de su país. La Tax Justice Netword estimaba que tenían unos US$ 400 mil millones, mientras que el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina calculaba una cifra levemente por debajo de esa, US$ 374 mil millones, ambos a 2012.

En los dos casos incluyen tanto fondos declarados como no declarados u ocultos. En el último blanqueo, realizado por la administración Macri, los evasores que se pusieron en regla (96% fueron personas físicas) declararon 116.800 millones de dólares. El 46% colocado en inversiones, el 29% en cuentas, el 17% en inmuebles (167 mil propiedades en total, 50 mil de ellas en el exterior) y un 6% en otro tipo de colocaciones. Los evasores se beneficiaron no solo por no tener que pagar multas, también pudieron dejar sus activos fuera del país. En esa posición quedó el 80% del dinero declarado hasta abril de 2016.

Años más tarde de este informe, en enero de 2021, la misma prestigiosa ONG británica Tax Justice Network (TJN) destacó los avances en materia de transparencia del gobierno argentino para combatir maniobras de elusión y evasión fiscal. “Argentina sigue avanzando para estar a la vanguardia de la transparencia”, indicaron los expertos de TJN al destacar una serie de normativas implementadas por la AFIP en los últimos meses.

 

14 de julio de 2024

Últimas noticias

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This