El viernes el presidente Fernández dará a conocer un paquete de medidas al que bautizó como el inicio de la guerra contra la inflación. Lo hará desde Tucumán para darle mayor connotación federal a un anuncio que estuvo elaborando al compas del acuerdo con el FMI, que se tratará este jueves en el Senado, y teniendo como telón de fondo el impacto de precios internacionales en alza como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Además de esos dos hechos trascendentes que motivaron la aceleración de nuevas medidas económicas, se está a la espera de respuestas empresariales que tienen vencimiento este jueves y direccionarán determinaciones del paquete antinflacionario. Se trata de ultimátum a sectores concentrados que producen materia prima que es base para la elaboración de alimentos.

El planteo es concreto, sino aceptan precios accesibles y volumen suficiente para abastecer al mercado interno subirán las retenciones hasta el 33% para los productos manufacturados, o no se les permitirá exportar como ya les advirtió al sector cárnico el Ministro Julián Domínguez, uno de los tres principales operadores del paquete que anunciará el presidente (Guzmán y Feletti fueron los otros dos).

El gobierno también ha puesto sobre la mesa la posibilidad de establecer precios máximos, con etiqueta de origen, para una serie de productos en caso de de no prosperar los acuerdos con los sectores de la alimentación. “Estamos ante una situación límite que se agrava por el aumento de precios internacionales. La inflación seguirá alta en marzo”, confió un vocero responsable en Casa Rosada ante el cronista de CP. La preocupación se recuesta sobre informes de organismos internacionales que están advirtiendo que la inflación crecerá en todo el mundo sumado a la faltante de trigo y aceites que ya afecta a Europa.

En el gobierno aseguran que el acuerdo con el FMI, una vez aprobado, brindará herramientas macroeconómicas que servirán para la lucha contra la inflación. Confían en que sumado a las nuevas medidas que se anunciarán el viernes se podrá poner un freno al crecimiento del costo de vida.

El Presidente viaja este jueves a Salta para después trasladarse a Tucumán donde pasará la noche. En horas de la mañana estará en un acto junto al ministro de seguridad Aníbal Fernández entregando unidades móviles a la provincia. Recién después y en otro ámbito tucumano hará los anuncios. Se estima será después del mediodía.