El gobierno analiza reabrir las fronteras terrestres con Chile y Uruguay. Así lo manifestó la directora nacional de Migraciones, Florencia Carignano, destacando que esta nueva situación podría darse a partir del 6 septiembre, así como llevar a 2300 el cupo de pasajeros que pueden ingresar al país, siempre que la curva de casos de coronavirus siga en descenso.

Pasamos de 1000 personas que pueden ingresar a 1700 hasta el 6 de septiembre, y si nos siguen acompañando los números, se pasará a 2300, condicionado a que se puedan abrir otros aeropuertos internacionales en el país”, remarcó la funcionaria nacional en diálogo con radio El Destape.

La directora de Migraciones explicó que hace 5 semanas se decidió restringir de manera parcial el ingreso de los argentinos que estaban en el exterior por el alto grado de incumplimiento de la cuarentena y por la expansión de la variante Delta. “Lo que necesitábamos era ganarle tiempo a la variante y acelerar la campaña de vacunación”, sostuvo Carignano.