La ministra de Trabajo, Raquel ‘Kelly’ Olmos, sostuvo que la posibilidad de que el Gobierno nacional otorgue un bono a fin de año es “uno de los instrumentos que tenemos como alternativa” para mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, y destacó que los gremios que vienen discutiendo paritarias están “logrando un buen nivel de actualización” de sus salarios.

“Es algo que está en la mesa de negociación y no veo por qué no, ya es uno de los instrumentos que tenemos como alternativa”, respondió la funcionaria esta mañana cuando, en una entrevista con la radio online FutuRöck, se la consultó sobre las expresiones del ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro sobre la posibilidad de un bono.

El jueves, De Pedro indicó que la vicepresidenta, Cristina Kirchner, y el ministro de Economía, Sergio Massa, están evaluando diferentes alternativas para un monto extra: “Sergio está pensando con Cristina una suma fija para que aquellos que perdieron con la inflación puedan recuperar su nivel de consumo”, indicó en declaraciones a El Destape Radio.

En sus declaraciones de este viernes, la ministra de Trabajo afirmó que lo que en particular le preocupa es esa suma “le pueda llegar también a los sectores informales”, ya que, “afortunadamente, los sectores que están en el sector paritario tienen mejores condiciones para defenderse”.

“En el autoempleo y el sector informal es más difícil llegar”, dijo la ministra y destacó que “se diseñan políticas para poder impulsar ese tránsito entre ese tipo de empleo y un trabajo con derechos que es la aspiración que todos tenemos”.

Por otro lado, la ministra analizó que “es difícil que los ingresos puedan recuperarse con el vigor que desearíamos” debido a la “situación inflacionaria” pero rescató que “el sistema de paritarias es una institución muy vigorosa en la Argentina que afirma una dinámica democrática muy importante”.

“La negociación es centralmente entre las organizaciones de los trabajadores y las del sector empresario”, aseveró, tras remarcar que este año se suscribieron “más de 2.700 convenios paritarios” en una dinámica “que ha sido excelente”.

“Esto es central para la recuperación de ingresos en el sector formal pero la Argentina también tiene un gran sector de autoempleo e informal”, insistió la ministra, por lo que resaltó la importancia de “quebrar entre todos la alta inflación”.