El gobierno entiende que hay empresas, especialmente productoras de alimentos, que están teniendo una “excesiva rentabilidad”. Así lo comentó este jueves la portavoz Gabriela Cerruti en la habitual conferencia de prensa que realiza en Casa Rosada.

La vocera desplegó este concepto mientras recordaba los datos dados por el INDEC ayer dando cuenta de una baja leve en el índice de pobreza y una, también leve, alza en el de indigencia. En la misma dirección se había manifestado la Vicepresidenta Cristina Fernández, señalando que esos indicadores relacionados a los más pobres entre los pobres reflejan “el impacto del fuerte aumento en los precios de los alimentos”.

Este miércoles en Diputados, tras la presentación del presupuesto 2023 por parte de Sergio Massa, el vice ministro de Economía, Gabriel Rubinstein, también avanzó en la misma dirección señalando que “los márgenes brutos empresariales han quedado altos”. El funcionario avanzó algo más al destacar que es necesario buscar que “los márgenes de las empresas vuelvan a ser lo que eran un par de años atrás”.