Desde Casa Rosada voceros hablan de “economía de guerra” para la próxima etapa del año. Varios ministros trabajan intensamente en medidas que darán a conocer entre jueves y viernes. Se trata de un paquete antinflacionario “descartando la posibilidad de aumentar las retenciones”. Las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania se están haciendo sentir cada vez más, auguran en el gobierno que esa presión alcista sobre el precio de las materias primas relacionada con alimentos y energía se mantendrá durante semanas.

Las medidas económicas que se anunciarán esta semana harán eje en nuevos acuerdos con sectores productivos que se están negociando por estas horas. Se ampliará la base de productos de precios cuidados, habrá precios máximos y en algunos casos congelados. El pan podría ser uno de ellos, la bolsa de 25 kilos de harina triple cero pasó de $1200 a $2500.  “Se están estudiando una cantidad de medidas, Ninguna de esas medidas es la suba de la retención a la producción de maíz, a la soja o al trigo” .

Este martes se anunciará la inflación de febrero que volverá a ser muy alta, estará alrededor del 4%, según estima el propio equipo económico. “Esperamos más aumentos para las semanas próximas, es la principal preocupación del presidente”, señalaron voceros a periodistas acreditados en la Rosada resaltando que “las consecuencias económicas de la guerra ya llegaron a la Argentina”.