La evaluación del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre el programa Stand By otorgado en el año 2018 al país al gobierno de Maurcio Macri, concluyó este miércoles con un informe en el que admite tibiamente errores propios en la otorgación del mismo y apunta a señalar las responsabilidades del ex presidente en el manejo de multimillonario crédito que recibió.

En el documento dado a conocer anoche reconoce que el diagnóstico del gobierno de Juntos por el Cambio sobre la inflación era equivocado, asegurando que la inflación es un fenómeno multicausal. Señala que Macri debió reestructurar la deuda para reducir las grandes necesidades de financiamiento de corto plazo. “Debió instaurar control de capital para evitar la fuga de divisas”, señala textualmente y admite el fracaso del programa de 2018 sosteniendo que éste no cumplió con el objetivo de restaurar la confianza de los mercados en la Argentina.

El Ex Post Evaluation (EPE) también acepta que las políticas de coordinación de precios e ingresos hubieran ayudado a fijar expectativas en torno a una menor tasa de inflación, pero éstas no fueron consideradas adecuadas por el gobierno de Macri.