Fuertes críticas al mega DNU de Javier Milei surgieron del plenario que el gobernador bonaerense Axel Kicillof encabezó junto a 84 intendentes encuadrados en Unión por la Patria  y autoridades del Partido Justicialista provincial encabezado por su titular el diputado Máximo Kirchner.

Kicillof remarcó la necesidad de coordinar acciones conjuntas frente a un apretón fiscal, monetario y una devaluación muy fuerte que descalibra los ingresos de los sectores populares”. También remarcó que su gestión continuará dando respuesta a las necesidades de los bonaerenses, “defendiendo los derechos conquistados y continuando con el proyecto de transformación de la provincia con un Estado presente”.

En este contexto el gobernador insistió en trabajar en forma muy articulada con los municipios y con los representantes del espacio político en el Congreso Nacional y en la legislatura provincial. Definición que se leyó, en forma indisimulada, a estar atentos a la actitud de cualquier representante parlamentario de este espacio que esté tentado a cruzar de vereda política. “Vemos cómo estas medidas afectan al bolsillo de nuestro pueblo y significan un desguace de diversos sectores que contaban con protección de normativas que pretenden derogar con un decreto”, sentenció.