Seleccionar página

Dilemas de Jorge Macri: La interna en su gabinete y la nueva Legislatura

El gobierno porteño de Jorge Macri, a pocos meses de iniciado, se encuentra frente a varios problemas. Uno tiene que ver con la gestión, Muchos creen que se perdió un tiempo valisoso en la reducción del 40 por ciento del personal de todas las áreas de la administración pública en desmedro de la gestión. “Falta que la gestión arranque”, repiten algunos funcionarios por lo bajo. A eso se suman dos temas políticos importantes: la interna que se vive en el gabinete entre el titular de la jefatura, Néstor Grindetti y su segundo, Grabriel Sánchez Zinny, con un llamativo rol que mantiene ante el conflicto Macri y la situación de alianzas y bajada de línea “casi nula” que vive el oficialismo porteño en la Legislatura.

Grindetti ya se quejó a “viva voz” ante el propio Macri de las acciones de Sánchez Zinny. “Se corta sólo y mantienen reuniones por su cuenta con ministros y legisladores sin avisarle a Néstor”, le dijeron a este medio personajes cercanos al Jefe de Gabinete. Interlocutores que aseguran, que Sánchez Zinny no consulta sus decisiones con el ex intendente de Lanús y se mueve como si tuviera poder propio. Molesto Grindetti llevó su queja ante la maxima autoridad porteña.

Jorge Macri no tomó cartas en el asunto. Por lo que pudo averiguar Causa Pendiente, el ex intendente de Vicente López avala a Sánchez Zinny debilitando al Jefe de Gabinete. Como si fuera poco, Sánchez Zinny también cuenta con el respaldo de Mauricio Macri, que fue quien lo catapulto hacía el gobierno porteño.

En medio de esa fuerte interna Grindetti designó a un hombre de su confianza, Carlos Walter, como el nexo entre el Poder Ejecutivo y la Legislatura porteña. Es el encargado de la agenda y los temas legislativos. En las últimas semanas, Walter visitó varias veces el Palacio Legislativo para reunirse con legisladores del oficialismo. El rol de Walter es importantísimo. El larretismo puso en funcionamiento un sistema creando una mesa chica entre funcionarios porteños, las autoridades de la Legislatura y los jefes de los bloques que integran los espacios de Juntos por el Cambio (JXC) en el parlamento. Lo hizo con la intención de definir a qué temas se le dan prioridad en el recinto. Allí se tratan los proyectos que son directamente enviados desde el Ejecutivo y también aquellos que proponen los legisladores oficialistas. Así funcionó la Legislatura durante años.

El jueves de la semana pasada se realizó una reunión clave en el Salón Alfonsín del Palacio Legislativo. Asistieron Grindetti, Walter y los 15 legisladores que integran el bloque de Vamos por Más (12 legisladores del Pro y 3 de la Coalición Cívica). El cónclave fue fundamental para poner en marcha el nexo entre el Ejecutivo de Jorge Macri y la Legislatura. Otras dos reuniones se producirán este jueves por la tarde en donde el propio Macri será el jugador principal. A las 17:00, en la sede del gobierno porteño de Uspallata, los 30 legisladores que integran los distintos espacios de JxC se reunirán con el Jefe de Gobierno. Antes conciliaran posturas con los jefes de cada bloque.

Esas reuniones terminarán de definir las presidencias de las comisiones legislativas y los temas que Macri considera priotritarios para los primeros meses de funcionamiento de la nueva Legislatura. Macri, el viernes a las 9 de la mañana, inaugurará el período de sesiones ordinarias. Los encuentros previos a este discurso buscaron apaciguar, calmar los ánimos y direccionar intereses del mandante. Hasta ahora la Legislatura no tuvo una bajada de línea clara sobre los temas a los que Macri pretende darles prioridad en los primeros meses de su gestión.

Las alianzas y el efecto Milei

El oficialismo porteño tiene 30 legisladores, les falta uno para poder aprobar la mayoría de los proyectos de ley. Conseguir el voto 31 será algo a lo que el nuevo macrismo porteño se deberá abocar cada vez que quiera sancionar una ley. El bloque oficialista tiene 15 legisladores de Vamos por Más, 5 de la UCR, 3 de Confianza Pública, 1 de Republicanos Unidos, 1 del Partido Socialista y 2 del bloque Frente Liberal Republicano. El voto 31 sólo se puede conseguir entre dos bancadas, la de La Libertad Avanza, que tiene 9 escaños o en Unión por la Patria que tiene 18 legisladores.

Jorge Macri mantuvo una reunión cumbre con Karina Milei. Varias fuentes del Pro y de La Libertad Avanza consultadas por CP señalaron que esa reunión sirvio para que la legisladora María del Pilar Ramírez, “la polla” de la hermana del Presidente, se convierta en la nueva presidenta de la importante Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura.

Jorge Macri cedió ese lugar clave de poder, que generalmente queda en manos del Pro, a condición que el gobierno nacional comience a devolver a la Ciudad parte del dinero del tema de la coparticipación. El arreglo con Karina Milei también serviría para que los libertarios acceden a convertirse en el voto 31 en algunos. casos.

El otro tema por el cual Ramírez llegaría a Planeamiento Urbano tiene que ver con los negocios inmobiliarios. Su marido es Darío Waserman, vicepresidente del Banco Nación y hombre relacionado a los proyectos inmobiliarios. Con su mujer en la presidencia, el gobierno nacional se comprometería a traspasarle a la Ciudad inmuebles, inclusive se habla del puerto, para que luego desde la Legislatura se avanza en posibles cambios o adecuaciones de normativa para su venta. Este negocio de la venta de inmuebles traspasados es una sospecha que tienen desde el bloque de Unión por la Patria. Otro tema importante que pasaría por esa comisión es el cambio del Código Urbanístico.

El arreglo con los libertarios también le serviría a Jorge Macri para disciplinar a las fuerzas de JxC en caso de rebelión interna por algún proyecto en particular. Si los lilitos, los radicales o los de Graciela Ocaña ponen peros, Macri tiene a los nueve legisladores de Javier Milei para que lo acompañen.

Hay legisladores que, por lo bajo, aseguran que lo de Ramírez todavía no está del todo cerrado. Más aún confiezan que hay resistencias en los aliados del PRO. “Es un acuerdo entre el PRO y Karina, nosotros no podemos avalarlo si es para hacer negocios inmobiliarios”, dijeron. Quien escribe estas líneas intuye que la respuesta está ligada a la interna Macri-Bullrich.

Esta alianza con los seguidores de Milei no implica que el oficialismo porteño deje de buscar canales de acuerdo con el peronismo. Desde diciembre hay vasos comunicantes también con el bloque de Unión por la Patria.

Un sondeo deja ver que todos los que conviven en el palacio Ayerza concuerdan que esta nueva Legislatura no tendrá mucho que ver con aquella de Horacio Rodríguez Larreta. Ver para creer.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Bullrich tuvo que pedir disculpas a Chile

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich volvió a extralimitarse en sus declaraciones públicas generando tensión con gobiernos de la región. Este lunes había señalado sobre la presencia de terroristas iraníes del grupo terrorista Hezbollah en una región de Chile,...

Share This