La reunión que encabezó el Presidente Fernández junto al Ministro de Economía Martín Guzmán recibiendo a gobernadores y funcionarios de todo el país, para notificarlos sobre la marcha en la renegociación de la deuda que Mauricio Macri tomó con el FMI, dejó lecturas varias.

Asistieron representantes de todas las provincias, menos de la administración que conduce Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. Acaso, un símbolo de petulancia porteña. Visto en la carrera de postulaciones opositoras para las presidenciales del 2023 la ausencia no deja bien parado al Jefe de Gobierno. Su rival interno, el jujeño Gerardo Morales envió al vice, Carlos Haquim. Las otras dos provincias bajo conducción radical mandaron representantes. Por corrientes estuvo el vicegobernador, Pedro Braillard Poccard, y por Mendoza el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié.

Fuera del abanico de dirigentes ligados a Juntos por el Cambio en el Museo del Bicentenario también hubo opositores presentes. Córdoba envió al presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González; por Río Negro estuvo su gobernadora, Arabela Carreras y por Neuquén su par Omar Gutiérrez. Voceros del salteño Gustavo Sáenz justificaron su faltazo por estar de vacaciones, lo suplantó el vice, Antonio Marocco.

Desde el abanico oficialista levantó suspicacias la ausencia por motivos personales del sanjuanino Sergio Uñac, en su lugar estuvo el vicegobernador Roberto Gattoni. El chaqueño Jorge Capitanich prefirió mantener un perfil alto en el plenario, se alineo con los duros en la renegociación de la deuda que dejó Macri. Planteó cuatro preguntas buscando que le ratifiquen que el gobierno no ahondará en ajustes para satisfacer pedidos del FMI. “La palabra ajuste está desterrada de la discusión con el FMI, para nosotros el secreto es crecer”, le respondió el Presidente.

Más contundente resultó el puntano Alberto Rodríguez Saa quien definió como “odiosa” la deuda, historiando para ello, y la estableció como una estafa. Alberto Fernández no acompañó la primera de las definiciones del gobernador de San Luis; para la segunda resaltó: “Tengo el triste privilegio de ser el primer presidente que denuncia a otro ex presidente por la forma en que endeudó a su país”.