En su primera aparición después del atentado que sufrió el 1 de septiembre, Cristina Fernández tuvo mucho de lanzamiento de campaña electoral. No solo por el contenido de su mensaje, también por los discursos que la precedieron y el reiterado canto de los trabajadores de la UOM pidiendo “Cristina Presidenta”.

En el primer tramo recordó que fue su primera salida dos meses y tres días después de tener una pistola a centímetros de su rostro. Comentó que ella no vio el arma en ese momento, lo hizo como casi todo el resto de los argentinos más tarde por televisión. Cerró con una promesa que parece instalarla nuevamente en contienda electoral, “voy a hacer lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo, nuestra sociedad pueda organizarse en un proyecto de país que vuelva a recuperar la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente”.

En medio de este principio y final de discurso, rescatamos las siguientes frases:

“En estos dos meses y tres días lo que no podía sacarme de la cabeza, ni aún hoy, es qué hubiera pasado si hubiera gatillado, esa imagen para mis hijos y mis nietos”

“Los supuestos indignados estaban pagos por empresarios”

“La justicia no va a investigar nada porque me quieren de acusada, no de víctima” y señaló que “son conclusiones que uno saca en estos dos meses”.

“Lo único que va a salvar a los argentinos es el esfuerzo, el trabajo y nuestra organización”

“La suerte de un país no puede estar atada a las materias primas”

“Volvamos a recuperar esa alegría, la alegría que el sueldo alcanzaba, la alegría de ir al trabajo, la alegría de que hay futuro, esa alegría nos merecemos los argentinos”.

“La recuperación del salario tiene que ver con que vuelva a pagarse los salarios vinculados con la productividad”.

“Sabemos del esfuerzo que hace el ministro (de Economía, Sergio Massa) para resolver el problema de divisas que tenemos, ojalá Dios lo ayude”.

“Es necesario que los trabajadores vuelvan a participar en la política, pero no solo en reclamo sindical, sino en el modelo de organización política del país, eso es lo que trajo el peronismo y no nos van a perdonar a los peronistas”.