“Siento que estoy viva por Dios y por la virgen”, aseguró este jueves Cristina Fernández en una reunió que mantuvo en el Senado con Curas villeros, Curas en Opción por los pobres y hermanas, religiosas y laicas. “Los actos de odio y violencia siempre están precedidos de palabras, eso me lo dijo que Papa que me llamó bien temprano a la mañana siguiente (del atentado)”, comentó la Vicepresidencia con la voz entrecortada, para después extenderse en varias reflexiones abordando varios temas, siempre bordeando la situación límite que vivió

“Yo creo que lo mas grave no fue lo que me ha pasado a mi, fue que se rompió un acuerdo social que había desde 1983” y agregó “recuperar la democracia fue recuperar la vida y la racionalidad para discutir política”

Recordó un atentado que vivió el 24 de diciembre de 1929 Hipólito Yrigoyen con cinco balazos. El Presidente salió ileso. Mientras hablaba sacó el libro de sesiones para leer las palabras de un senador donde “el país presenció