Cristina Fernández llamó este jueves a posar la mirada en la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional y evitar “discutir nimiedades mientras esto sucede en la argentina” asegurando que de no hacerlo el pueblo “no nos va a perdonar”.

En un acto de entrega realizado en Lomas de Zamora por la entrega de 10 mil computadoras para alumnos de colegios públicos de ese municipio, la vicepresidenta aseguró que “el FMI va a pretender condicionarnos en la negociación de la deuda” y se preguntó “cómo la vamos a pagar”. Cristina fue más enfática aún al definir al endeudamiento por 45 mil millones de dóares realizado por el gobierno de Macri como “feroz con un organismo que cuando hace acuerdos quiere condicionar las políticas económicas de un país”.

La ex presidenta también recordó que durante su presidencia se distribuyeron 5.400.000 millones de computadoras para asegurar que en el 2015 vivíamos más felices. No solo cuestionó la toma de decisión del gobierno de Macri en volver al FMI, también se preguntó para que se utilizó ese dinero ya que no con fue a parar en ninguna obra pública, ni en computadoras para los estudiantes ni para mejorar salarios.